Ya Pasó


¡Finalmente a trabajar, coño! Ya era hora de que la lacra sinverguenza que tenemos por legisladores y gobernador se pusieran de acuerdo en que hay que ponerse de acuerdo. Eso me acuerda (a propósito) que cuando jugábamos en la calle de mi urbanización, no había nunca tanto problema; botaste la bola al patio de Doña Monín, pues tú la buscas, le dañaste la bici a Pito, pues tú se la arreglas, si teníamos sed y estábamos cerca de la casa de Fulano, pues le tocaba a Fulano buscar el agua, si había problemas con los de la otra urbanización, pues nos uníamos, elaborábamos un plan y se peleaba...

Jamás se nos hubiese ocurrido, a ninguno de nosotros (y mucho menos a mí, que era el menos atlético de todos, pero el más creativo) pedirle a cualquiera de nuestros padres, que interviniese en nuestros asuntos. Eso nos marcaría eternamente como un "CLECA".

¡Que triste me resulta saber que en el gobierno nadie resuelve las cosas como en el barrio y ante la imposibilidad recurren a llamar a sus papis para que les contesten lo que es harto evidente: tienen que ponerse de acuerdo y acordar lo que más beneficie al pueblo.

Y finalmente, con todo y trompitas al aire, miradas de coraje y una que otra sonrisa de sorna, llegamos al final de la controversia con una resolución más que obvia... Pero, Pachi, así funciona este hito geográfico al que llamas Macon-dos.

¡Recordemos que las gracias se las merece no otro, sino Samuel Hernández por intervinir con su sonsonete, a tiempo, orando por los "clecas", cuya lista comienza por el obispo y el otro reverendo que vinieron a aparecer a lo último!

Al menos podemos ya sustraernos y olvidar lo sucedido, volver al tapón mañanero, regresar a los "moles" y continuar las transacciones en el banco de su predilección; la crisis ha pasado -nos lo recuerdan estas caras y sus sonrisas-, esto, hasta que vuelva a suceder... ya saben cómo son los clecas...

5 observaciones:

EMILIO said...

BUENA CARACTERIZACIÓN, NOS HACE REÍR Y PENSAR.

Bárbara Forestier said...

Leí tu poema y tengo que decirte que me encanta. Tiene algo que hace que uno sienta que desde que empieza, hay alguien besándote el cuello hasta que al final te deja con las ganas.
Ahora bien, te confieso que te disfruto más cuando utilizas el sarcasmo y te pones arrogante. Definitivamente, me gusta más enterarme de lo que pasa en el país por letra tuya que por el periódico o las noticias.

Besos

Alicia said...

Hoy fui a Plaza las Americas...me tomo una hora conseguir estacionamiento...si definitivanmente se acabo la crisis!

Francisco said...

Definitivamente macondo vive!!!

La peor crisis seria si cerraran los moles...las huelgas serian kilometricas y las demostraciones de indignacion ni inmaginarlo...me imagino a la doña vecina haciendo desobediencia civil en un carrito de copra y a algunos compañeros sentados en las gondolas para que no cierren la tienda...estoy de acuerdo con alicia...la crisis presupuestaria por ahora acabo , ahora comienza la actividad favorita de los macondianos...comprarrrr!!!!!!

Cheers

Jorge A. Vega said...

Cuidado.... No crean mucho lo que la prensa y tv anuncian.. pues ellos tienen intereses mezclados con la política... todo esto puede ser una máscara que oculte el rostro marcado y desfigurado de la verdad...







"Had I known I was dead
I would have mourned my loss of life"

- Ota Dokan

los más leído hasta hoy...

 

de donde...

hasta hoy...