Aires de Triana a treintiún años del soplo inicial


Sé de un lugar… allá en las orillas del Guadalquivir, colindante al barrio de los remedios, donde suenan la guitarra y las palmas, donde el canto es hondo y lleno de una pena que trasciende el tiempo; un lugar donde brotan las flores, donde el río y el monte se aman, precisamente el lugar donde nace la razón para estas líneas.

Salidos de una tradición formidable, nace Triana, uno de esos grupos que llegan a mis oídos para nunca más marcharse, que me cautivan e inspiran, y que por más que trato de descifrarlos, nunca puedo.

El propósito inicial del grupo fue fundir el flamenco con el rock progresivo, con la vista puesta en grupos como Vanilla Fudge y los primeros King Crimson. El contenido progresivo y experimental. Distinto en su esencia básica a todo los demás grupos de su área; Triana hechiza con sus texturas, su alta calidad melódica, su dramático montaje de composición, su lírica poética y la musical amalgama de recursos.

Formados a finales de 1974 como un simple experimento musical, pues resultaron fallidos intentos anteriores con la fusión de rock progresivo y guitarra flamenca; Triana prontamente se convirtió en el modelo y la voz cantante de un género moderno puro, para un sur español que, al igual que el resto del país se encontraba en época de cambio. Un esfuerzo que culminó eventualmente inspirando a gente como El último de la fila y Ketama entre otros.

Toda la discografía de este trío (Juan José “Tele” Palacios, Jesús De la Rosa y Eduardo Hernández Rodway, aquí en TVE 1977)

es evidentemente influenciada por el rock progresivo europeo de principios de los setenta, sin embargo, Triana guarda un sabor puramente español, puramente flamenco, genuinamente único, captando el oído de todo aquel que se siente conocedor del rock experimental y sus variaciones, cautivándolo hasta el punto de querer escucharlo una y otra vez. Cortes como: Abre la puerta, Sé de un lugar, El lago y A través del aire, prueban que Triana no tiene nada que envidiarle a grupos como Gentle Giant, Yes o ELP, sin embargo, donde se adelantan para dejar de ser un grupo más y convertirse en una fuerza a emular, es en composiciones como Señor Troncoso, De una nana siendo niño, Del crepúsculo lento nacerá el rocío o Recuerdos de una noche.

Estoy seguro que Triana hubiese llegado a ser una de esas superpotencias rockeras del mundo latino, que hubieran llenado estadios, que sus canciones serían de acceso general de no haber sido por aquel fatídico accidente que en 1983 se llevó sin avisar a uno de los más grandes poetas y genios musicales de nuestros tiempos, Jesús De la Rosa.

Escribo estas líneas con cierta pena, Triana es para mí parte de esa banda sonora que mueve mis días; no puedo evitar sentir tristeza sabiendo que un genio se marchó sin terminar su trabajo, aun cuando tampoco dejo de pensar que el mismo De la Rosa presentía de alguna manera su final y de ahí su arduo trabajo y sacrificio artístico.

“…Porque la vida se me va
y del pasado no voy a vivir,
y con mi tiempo
yo quiero sentir…”.

Como este se supone un espacio de experimentación, les exhorto a que le den una probadita a una de las mejores agrupaciones salidas de esa fabulosa época en la que no existía el “drum machine” y el sonsonete del interminable ra-ka-ta reggetónico era impensable, cuando tocar con destreza y pasión era mucho más importante que vender una imagen, uno de esos fenómenos musicales que pocos tienen la dicha de comprender y conocer... "yo sé de un lugar para ti, yo sé de un lugar para ti..."


2 observaciones:

Ciudad de cristal said...

¡Atángana! Ese último párrafo es buena descarga. Tenéis razón rapazzzz, esos tukutaka dominarán pronto las ramas del gobierno y serán los asesores y cabilderos de políticos, ya empezaron por Acevedo Vilá. Nosotros los air&drummers y guitars seremos perseguidos como los cristianos a los moros... Hey, pasa por Imagen y palabra que ya posteé a Strangelove.
Saludillos,

Iva said...

ernestillo-
este texto está exquisitamente escrito. se nota sobremanera tu pasión por la música. el primer párrafo me parece muy bien logrado, una apertura llamativa que incita a leer. me hubiese gustado tener algún castpost con una canción de triana...abrazos.







"Had I known I was dead
I would have mourned my loss of life"

- Ota Dokan

los más leído hasta hoy...

 

de donde...

hasta hoy...