La amiga de la chica del vuelo

Aun de vacaciones no puedo dejar de ser Ernesto Darién y eso apesta... En el vuelo de Madrid intentaba meterle el diente a un libro del siempre genial Gustavo A. Pelayo-Triana, cuando me interrumpe una señorita -de lo más agradable ella- y pregunta si yo soy Ernesto Darién. Sí, respondí sabiendo lo que seguiría.
Tengo una amiga que ha leído sus escritos, dijo como intentando iniciar una conversación; dice que no le gustan.
Por un momento me detuve, sorbí el guisky que de costumbre bebo para adormecerme durante el viaje (vaya por Chinaski) a la vez pensando qué decirle para que no se ofendiera.

Pensé en todas las críticas que he recibido en la vida y concluí que la de esa amiga de la que hablaba la chica, ME IMPORTABA UN CARAJO, claro, no quise ser rudo. Le pregunté: ¿Qué nivel de educación tiene su amiga?

Respondió que su amiga era una intelectual. ¡Oh, intelectual! (Me importa un carajo). Entonces su amiga, sin duda, habrá comprendido que la sorna literaria que utilizo, además de ser única y original, no es muy digerible que digámos; en especial cuando se es un intelectual. ¿Por qué cree que Luis López, Iva Yates, Awilda Caez, Jose Borges y muchos otros, dicen lo mismo de mi trabajo? ¡Son muy intelectuales para mí! dije, me tragué el resto del trago, abrí el libro y me puse a ventilar el coraje tirando gases.

La chica sólo me miró. Durante el resto del viaje guardó silencio. Antes de desabordar se me acercó, dijo que no quiso ofenderme, que desconocía que yo fuera un neurótico, que daba pena la poca tolerancia y que esperaba que mi carrera se fuera a la mierda.

Claro, la cosa siempre se torna ofensiva cuando se tienen amigos que se jactan de ser intelectuales pero saben que no tienen talento ni cultura. A la querida amiga de la chica del vuelo sólo puedo decirle, en las palabras del célebre Arturo Díaz Arcano: "... toda crítica proviene de la reprobable sensación de envidia; sufran, pues, todos ustedes que critican..."

3 observaciones:

Awilda Caez said...

Querido Ernestito: Pienso que el intelectual eres tú y no lo quieres admitir. Tienes todas las características de esos seres: solitario, arrogante y antipático. De todas formas, no tengo problemas con tus textos; me gusta tu estilo. Pero te confieso que, a veces, me gusta más Jorge.

nicolececilia said...

yo creía que la mala crítica es la que nos hace mejores...

Alicia said...

Cuando me joden mucho solo respondo de una manera...cagate en tu madre y sigue tu camino....







"Had I known I was dead
I would have mourned my loss of life"

- Ota Dokan

los más leído hasta hoy...

 

de donde...

hasta hoy...